Si este año terminas secundaria, vete de viaje

Esta entrada va inspirada por un cartel marketero de un instituto en provincia que en realidad decía así: "Si este año terminas secundaria, no pierdas más tiempo"

Lo vi hace poco en un viaje corto y me quede pensando cómo esta frase resume muy bien la presión que ejerce la sociedad en los adolescentes. Es lo más habitual llegar a quinto de secundaria y tener que estar pensando la respuesta a la gran pregunta que todo el mundo te hace: ¿qué carrera quieres estudiar? ¿Universidad o instituto? ¿Ya vas a empezar la pre o la academia? Qué tal si mejor preguntáramos ¿Qué te gustaría hacer ahora, prefieres tomar un break o tal vez quisieras llevar algún taller que te llame la atención? No sé, tal vez fotografía, baile, canto, manualidades, existen tantas cosas para explorar.

Diferente no?

Hace poco leí un artículo que hablaba sobre qué diferentes serían las carreras de cada uno si nos permitieran hacer un viaje largo cuando salimos de la secundaria. Piénsalo un segundo. Paisajes nuevos, culturas diferentes, amigos de diferentes nacionalidades y con diferentes formas de pensar y ver la vida. ¿Qué ocurriría entonces?¿Cuántos de nosotros aprenderíamos a explotar más nuestros propios talentos? Cuantas preguntas al aire y directo al clavo. ¡qué diferentes seríamos todos! Y seguramente ¡que felices también!

Los viajes nos saben regalar algo más que recuerdos invaluables, nos regalan experiencias que nos sirven de mucho para alguna situación futura, nos regalan esencia para el alma de cada viajero, nos ayuda a elegir lo que empata mejor con nosotros, nos ayudar a decidir con más criterio.

Pongámoslo en la mesa, dibuja tu vida ahora mismo saliendo del cole y empezando tu etapa de adulto inseguro e indeciso. Una próspera vida te espera para que la tomes por las riendas y vayas por todos los logros que debes traer a la familia. Pero recordemos nuevamente que sales del cole, eres un chibolo.  Entonces eliges una carrera que cumpla alguna de estos requisitos o tal vez todos: una carrera bien pagada, la carrera del futuro, una carrera que esté de moda, una carrera para lo que puedas ser bueno y  puedas costear. Idem con la universidad/instituto y con tu futuro trabajo (si, al igual que yo, debes trabajar para poder estudiar) . Usas la misma lógica para decidir todo en adelante y te mantienes asi por muchos años hasta que te das cuenta que no te complementa del todo o simplemente hay muchas cosas que nunca hiciste y que te morías de ganas de intentar. Fin de la historia.

El segundo escenario empieza igual pero agregaremos el hecho de que tus padres aprueban el viaje por un año por Sudamérica. Viajas solo y vas conociendo las habilidades que tienes, en qué eres bueno, en qué puedes ser mejor y aprendes lo que nadie te enseñó antes; aprecias la humildad, el apoyo entre las personas, la simpleza de las cosas que necesitamos para vivir día a día. Administras tu dinero, aprender a no desperdiciar en banalidades. Conoces gente nueva y observas a través de sus ojos el mundo. Te informas de formas nuevas de solventar tu vida, ves con tus propios ojos como otra gente ya lo está haciendo antes que tú. Te conectas contigo mismo. Regresas y eres una persona más pensante, seguro de lo que quieres hacer por la vida. Entonces puedes saber que estudiarás, a qué te dedicarás, que es lo que en verdad te hará despertar todos los días de la cama. Ojo, sigues siendo un chibolo salido del cole, pero no eres jamás el mismo chibolo inmaduro del  texto anterior.

La vida nos da más chance que sólo pensar en esquematizar paso a paso nuestra vida. Si este año terminas la secundaria, tu hijo lo hace o simplemente tú buscas un cambio drástico, tómate un respiro, déjate llevar .. tal vez no por un año pero si por unos meses.

Quien no arriesga, no gana.

Saludos,B.

Comentarios

  1. Me encantó tu tema, me llegó directo al corazón pues cuando se tienen hijos adolescentes, es una pregunta constante.. a dónde irán estos chicos? Tu enfoque es muy objetivo, y espero que así lo lean los demás. No todos los chicos son arriesgados, otros son más tranquilos, pero hay que dejarlos ser... como decimos en mi Panamá. Felicidades por el tema...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Erly! Bievenida a Vivir sin rutina

      Tienes mucha razón, a los arriesgados nos gustan las experiencias y amamos que nos dejen ser :) ..Buscar la felicidad es la enseñanza más importante que los padres nos pueden regalar.

      Gracias por tus palabras, espero verte por aquí nuevamente

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

De grande solo quiero ser Feliz

5 Razones para un cambio de vida urgente