30/4/17

5 Razones para un cambio de vida urgente

Llega un momento en el que todos nos sentimos con ganas de mandar la vida por un tubo, nuestro mundo es más caótico que el de cualquier otra persona sobre la tierra y hasta asumimos que se nos vienen días peores. Sabemos que no se trata solo de un mal día, hay una bola de nieve que no para de crecer de forma incontrolada.

Tus días han resultado cada vez más cansados  y te es difícil imaginar algo más que no sea renunciar a todo lo que te fastidia y te causa pesar.  Ya ni siquiera te importa diferenciar que cosa es más tediosa  que otro, simplemente quieres cortar palitos con tu mundo actual y quieres mantenerte lo más alejado posible de todo lo que tenga que ver con él.

Encima sabes que lo grave ni siquiera es eso, sino la forma como te están consumiendo por dentro con todos los pensamientos que te carcomen la cabeza y el corazón por las noches.
Lo he dicho mil veces y lo volveré a decir, dar un paso realmente significativo es una cuestión de tener harta valentía así que por aquí te dejo esta lista que cree en base a mi propia experiencia, para que pueda servirte de guía, si aún te quedan dudas para hacer lo que hace mucho debiste:

  • Sientes que la gente con la que te rodeas ya no te aporta:



Intentas mantener la “cordura” pensando en que te estas ahogando en un vaso con agua, ¿Cómo es que ellos puedes seguir viviendo igual que todos, haciendo todo el tiempo lo mismo? Analizas a cada una de las personas con las que siempre hablas, pero te das cuenta que algo ya se rompió, conversaciones aburridas, no son ellos, eres tú.

Simplemente, saliste del cubo y ahora necesitas alguien que vaya a juego con tu loca forma de ver la vida.

  • No te emociona hacer lo que haces, vives por vivir:


Ves la rutina por todos lados, no solo en lo que haces, sino en la música que suena en la radio, en las conversaciones de la gente, en las reuniones de trabajo.

Miras el reloj, trabajas, tomas el café y vuelves a ver el reloj. La vida parece estar yéndose entre las manos día a día sin sentido alguno.

Te sientes parte de un avión piloteado en automático que avanza sin pensar en ti y en lo realmente te gustaría estar haciendo en ese momento.

  •  Sueñas día y noche con lo que harás algún día y te emocionas demasiado con solo imaginarlo:


No importa lo que hagas, ahora todo parece ser una señal, el universo entero te grita que sueñes despierto todo lo que hasta hace un tiempo solo lo imaginabas de vez en cuando.

Para ti, ahora todo se vuelve palpable  y cada vez que lo imaginas ya casi lo estás viviendo. No importa cuántas veces algo te vuelva a la realidad; cada vez que vuelve a asomarse la idea de hacer realidad tu sueño la emoción te inunda sin que lo puedas controlar.

  •  Tu voz interior no te deja en paz y  tienes insomnios con frecuencia:


Las noches son tu momento de reflexión y es sumamente difícil no pensar en las decisiones que debes de tomar lo antes posible, ya no sabes que está bien, que está mal, o si tal vez lo que decidas será lo mejor para tu futuro. Tampoco dejas de pensar en cómo aún no haces nada por vivir lo que tanto sueñas y hasta te vuelves a inventar miles de anécdotas que aún no has vivido.

Los insomnios son variados e infinitos pero están ahí, con mayor frecuencia que nunca antes, empujándote a analizar lo que en verdad quieres para ti.

  • Valoras nuevas cosas en la vida y tu enfoque es totalmente nuevo:


Sientes que la relación con tu vida actual ya está cerrada, tus propósitos ya llegaron a su punto final y tú simplemente quieres renovar tus objetivos en la vida. Hay un vacío en tu vida que necesita ser llenado por algo que aún no has vivido o no has logrado y necesitas ir en la búsqueda de ello.
 Tal vez simplemente te diste cuenta que necesitas enfocarte a ciertos aspectos internos que dejaste de lado estos últimos año, o tal vez ya llegaste al punto final de una etapa que necesitas a gritos dejar atrás.
Cual sea tu situación actual, si estos 05 puntos coincidieron con lo que te pasa por la cabeza, no retrases dar el primer paso y empieza a realizar los cambios para escapar de la rutina que estás viviendo. Mañana te espera un nuevo inicio y muchísimas nuevas experiencias.

Un abrazo fuerte como el mar.

[B]